¿Qué es el vitíligo?

El vitíligo es una enfermedad degenerativa de la piel que se produce por causas desconocidas y que provoca una despigmentación de la piel, la cual pierde su color natural. Explicado así, a muchos no les sonará esta enfermedad, pero uno de los iconos más famosos del siglo XX, Michael Jackson, la padeció.

Más concretamente, a una persona que tiene vitíligo le sucede que los melanocitos, células responsables de la pigmentación de la piel, mueren, dejando de producir melanina, sustancia causante de la pigmentación de la piel. La consecuencia más directa es la pérdida de color de la piel, surgiendo manchas con bordes nítidos, que contrastan con el resto de la piel, quedando la zona afectada de un color blanquecino. La mayoría de los casos se manifiestan pasados los 20 años y afectan a poco más de un 1% de la población mundial.

Hay varios tipos de vitíligo: focal, segmentario, generalizado, acrofacial y universal, clasificados de menor a mayor gravedad. Michael Jackson padeció vitíligo universal y el cambió en el color de su piel se debió fundamentalmente a la aparición de manchas blancas de vitíligo que finalmente acabaron por cubrir su cuerpo por completo.

En la actualidad no existe ningún tratamiento eficaz contra el vitíligo. Hay que destacar que aparte de las evidentes consecuencias estéticas que genera, también puede ocasionar problemas psicológicos a aquellos que lo padecen, como falta de autoestima y de identificación o aceptación con uno mismo.