¿Qué es la ayahuasca?

La ayahuasca -también conocida como yagé o yajé- es un brebaje medicinal y visionario originario de la selva amazónica sudamericana, donde los chamanes indígenas llevan siglos utilizándolo en algunos de sus rituales religiosos más tradicionales. Se toma como infusión y mezcla sustancias químicas -inhibidores- con diversos componentes vegetales, sobre todo la liana Banisteriopsis caapi.

Al parecer, hay tantas recetas de ayahuasca como chamanes o médicos se atreven a prepararla. También se produce en el ‘mundo occidental’, con ingredientes añadidos y la convicción de que sus propiedades son especialmente eficaces en el campo de la psiquiatría, en tratamientos contra la depresión y la ansiedad, así como en problemas de personalidad y esquizofrenia.

La ayahuasca también sirve como remedio contra las adicciones, aunque, paradójicamente, se trata de una droga alucinógena. Tal es así que su ingesta produce a menudo mareos y son muchos los que no recuerdan la experiencia tras probarla, sobre todo si se exceden con la dosis. Los efectos comienzan aproximadamente 30 minutos después de su administración por vía oral y se prolongan entre cuatro y seis horas.

¿Sustancia psicotrópica de tipo lúdico o remedio curativo de importancia milenaria? El debate lleva años abierto en países como Brasil, donde, por el momento, sólo se permite el consumo de ayahuasca en rituales religiosos.